jueves, 29 de octubre de 2009

Vivir sola en solitario

Cuando tenía 9 años, siempre pensé que a los 23 años me casaría, para mis 25 tendría mi primera panza de embarazo, de por supuesto triates, luego el siguiente embarazo, gemelos, y luego tendría otros 3 embarazos.. para tener un fabuloso total de 8 hijos... tarea sencilla sería cuidarlos, en mi rancho... despertarme temprano, cuidar a los animales, hacer hot cakes y huevos revueltos, jugo recién exprimido y cocinar todo con la mantequilla que me dieran mis animales...
Por las tardes les enseñaría a mis hijos canciones, colorearíamos todo el día, platicaríamos de sus amigos de la escuela, haríamos quesos y pasteles, jugaríamos en el campo; y en la noche, los acostaría a todos y rezaríamos el Padrenuestro....
Para mis 11 años, pensaba que me casaría probablemente antes de mis 25, pero ahora nada era tan seguro.... sabía que estudiaría medicina y q seguramente tendría mucho trabajo; que me casaría con un doctor muy dedicado y profesional, que trataría muy bien a sus pacientes y que felices viajaríamos por el mundo, en congresos, sanando pacientes y aprendiendo mucho... seguramente tendríamos 3 hijos, que serían muy felices y que nosotros dos(mi marido y yo) platicaríamos en las noches de cómo nos fue en el día, y que tal paciente dijo esto, que otro doctor dijo que tal medicamento estaba bien y los dos criticaríamos su estúpida decisión y con sonora carcajada terminaría el día y nuestros hijos entenderían chistes médicos y crecerían sanos y felices y con ganas de hacer muchas cosas.....
Cuando tenía 15 años, quería ser doctora... igual pasó a mis 16, a mis 17, a mis 18.... y luego ya no tanto....
Cuando pienso en mi cumpleaños 18, no recuerdo qué hice, ni dónde, ni cómo, ni nada... sólo sé, que desde entonces, el tiempo ha pasado demasiado rápido....
Siempre pensé que antes de mis 25, estaría inmersa en una muy sana, inteligente, fructífera y adorable relación; que tendría problemas, que pelearía de vez en cuando, pero que la risa, la inteligencia y algún comentario sarcástico al margen, dicho por mi pareja, serían suficientes.. que yo sería muy feliz y que estaría calculando correctamente las fechas para que la boda, el trabajo, los hijos y los viajes, vinieran como ya estaba bastante proyectado por mí.....
pero no....
Cumplí 25 años este año.. en marzo... y no estoy ni cerca mi plan de vida infantil....
Vivo sola.... mis padres tuvieron la exquisita y desinteresada idea, de heredarme en vida, un departamento.... vivo en un paraíso de colores, mío.... una sala roja, una cocina gris y acero, un comedor berenjena, un pasillo blanco con letreros de calles londinenses, un cuarto de tele rosa mexicano, un baño de visitas verde limón, un cuarto dorado con rojo y un baño amarillo girasol... son la suma de lo que hoy es mío....
Por las noches, el silencio me obliga a pensar, el ruido de mis vecinos de arriba, sus programas, sus carcajadas, las pisadas de su perro; me distraen de esa tarea....
Leo, veo tele, respiro, dejo mis platos sucios el tiempo que quiero (que casi nunca pasa de unas cuantas horas)... lavo mi ropa y le pongo una carga extra de suavizante con olor a pepino y bamboo.... por el simple hecho de amar el olor.... disfruto doblar la ropa recién salida de la secadora, y taparme con mis toallas cuando aún están calientes.... me encanta sentarme en el futón de mi cuarto de tele y subir los pies en una banquita..... taparme con mis 3 mantas de color café oscuro, beige y amarilla...... acomodar mis cojines.....
Me siento adulta, cuando apago la luz de ese cuarto de tele, y entro a mi cuarto, que uso para dormir y leer... he leído casi 2 libros por día..... tengo ganas y gusto.. he leído cosas distintas.... John Boyne, María Luisa Puga, más de Murakami, poemas de Miguel Hernández; Fabio Morábito... la verdad es que no hay realmente un estilo.....
Reviso mi refri, y encuentro eventualmente cosas que se han descompuesto.. hoy encontré un queso al fondo de un cajón.... casi nunca como en mi departamento, pero tengo algunas cosas.....
Por dos semanas desayuné y cené jocoque y pan árabe..... y el saber que era mi decisión, que quería NO ir al superama que está a 10 min de mi departamento, era solamente mía.....
Rentar películas en el PPE.. me gusta...
Disfruto aspirar..... limpio mi piso laminado claro... me gusta que mi cuarto sólo tenga una ventana que está totalmente cerrada y que sea muy oscuro para poder dormir bien...
Amo que el agua caliente que sale de mi regadera, salga pronto y que con ello no se desperdicie casi nada... me gusta el olor de mi jabón.... no me encanta mi shampoo, pero en cuanto de acabe, cambiaré.. prometido...
Me gusta lavar el baño y me siento muy profesional con mis guantes..... compré unos marca propia del súper, y resultó que venían 2 izquierdos.... me gusta lo complicado que es usar dos guantes izquierdos, en lugar de tirarlos y comprar otros....
Tengo 60 copas para distintos vinos, 30 vasos y 40 tazas.... 4 vajillas para 4 y una cocina atiborrada de cosas..... no tengo abrelatas.... ni ollas pequeñas....
Me gusta mi especiero que compré y a veces le doy vueltas y cierro los ojos y pienso en qué haría con tal o cual especia, que selecciono con el dedo índice derecho, con los ojos cerrados....
Una de mis pequeñas alacenas huele a café, la otra a chocolate...
Tengo muchos trapos de cocina..... me gusta verlos limpios y doblados...
Mi lavadora fuga un poco de agua.... mi secadora llena toda mi casa de calorcito y humedad.
Mi refrigerador está lleno de imanes de todos los lugares a los que he viajado.. que son ya bastantes...
Tengo dos corchos llenos de cosas (boletos, fotos, pases, guías, mapas, tickets, tarjetas)....
Mi casa está tapizada de litografías y postales enmarcadas que he comprado en mis viajes...
Klimt, Rothko, Matisse y Harry Clarke....
Tengo botellas vacías de adorno, mesas con corchos que he coleccionado con el tiempo..... tapetes regalados, cientos de adornitos comprados o robados a mi madre o abuela....
Una lámpara con una pésima instalación eléctrica, sobre mi cama.... es turca y roja con dorado y la amo.... casi nunca la prendo.. pero me gusta, equivocarme algunas veces de apagador y prenderla y luego... apagarla.... dejándola dormir...
Amo la sensación de frío cuando bajo los pies de mi cama tan caliente..... me recuerda que estoy viva y que mi abuela decía que se me iban a hacer horribles los pies por el frío, porque eso está muy probado que deforma los pies.... (mis pies son pequeños y bonitos.. no deformes como probablemente terminarían por andar siempre descalza según la madre de mi madre)
Mi jabón para ropa no cabe en ningún lugar y por ello lo pongo en el piso en la cocina, bajo una mesa..... tengo 3 cubetas y dos fibras distintas para los trastes.. una rosa grande para todo lo que no sean vasos (que lavo con una pequeña azul).
Tengo 5 jarras para agua y más de 20 tuppers...
Odio trapear, amo planchar la ropa, me fascina lavar baños, disfruto limpiar la cocina, me encanta lavar ropa, no me ilusiona demasiado cambiar las sábanas cada semana...
Pero lo mejor de todooooooooooooooooo.. es que estar sola en mi departamento... me recuerda, que no me conformé con aquella mala relación, en la que podría estar el día de hoy.... y cada día al apagar mi luz antes de dormir..... y escuchar solamente mi respiración... me digo... bien hecho.... tienes 25 años y no tienes nada de lo que pensaste cuando tenías 9 u 11 años..... y eso..... no tiene precio..... bueno sí.... paz mental...

1 comentario:

  1. Muero por conocer tu casa!! llena de colores y jarras de agua, jajaja, cómo puedes tener 5??? jajaja
    En la infancia uno sueña con tantas cosas!! está bien recordarlas, pero es mucho mejor ver cómo hemos cambiado lo que queremos hacer de nuestras vidas y sentirnos orgullosas de lo mucho que hemos crecido.

    ResponderEliminar