martes, 16 de febrero de 2010

Israel.... sueño de mis sueños, eres Israel, cómo yo te quieroooo..

Señoras, señores, señoritas, señoritos.... acaba de aparecer en mi existencia la posibilidad de irme a vivir a Israel por un lapso de +/- 3 añotes.
La verdad, es que nunca pensé que la primera vez que realmente viviera fuera, sería en un lugar tan lejano (no sólo en kilómetros, si no en mis aspiraciones).... pero está esa oportunidad y punto.
La tarea es maravillosa, es ser coordinadora de un grupo de voluntarios, que estarán ayudando a una excavación arqueológica de una sinagoga perdida y ahora encontrada, del siglo I.
Desde que me llegó esa oferta, no duermo.. pienso todas las noches, lo que podría conocer, lo que podría hacer y que todo ello implica.
Siempre que querido ir a Tierra Santa... soy una mujer católica y he de confesar, que cuando voy a misa y escucho de un lugar de Israel en alguna lectura, río en mi cabeza, ubico el sitio en el mapa mental que ahora tengo de Israel y siento un absurdo aire de "superioridad" al pensar, que estaré allí, conociendo esos lugares de los que habla la Biblia...
He buscado tooodo lo que una chef puede hacer allá... he comprado algunos libros de cocina judía, me he metido a todas las páginas que mencionen algo Kosher, he buscado rutas gastronómicas y platillos típicos y día con día, voy construyendo un bagaje enorme sobre ello... me ilusiona y mucho.. pero también me da miedo.
En exactamente un mes, cumpliré 26 años, implicaría que volveré a mis 29... cómo empiezas de cero a los 29 años...?? no lo digo de manera catastrófica... me perderé de muchas cosas... relaciones amorosas (mías y de mis amig@s), historias cotidianas, risas, ver a mis hermano crecer y verlo salir a sus primeras fiestas de adolescente puro, a mis primos y sobrino hacerse grandes y comprobar que no importa en qué familia hayas crecido.. siempre hay algo que te salva.... tal vez en ese inter.. alguno de mis abuelos se desaparezca de esta tierra...
Me da miedo que cuando vuelva, ya no me encuentre en mi país, que amo más que a nada...
Volveré 2 veces por año... pero me suena como NADA... extrañaré el clima templado, las marchas, el caos vial, el desmadre político, a mis amigos, los tacos, el boing de guayaba, la cochinita pibil de mi abuela, el rollo de carne de mi madre, el atún de "botanita" que hace mi padre, reír con mis hermanos de estupideces, ver mis series, escuchar mi idioma, ver ondear mi bandera cada que llego a periférico, mi terapia mi departamento de colores, mis cuadros de klimt y clarke..... tantas y tantas cosas..
todavía que me queda este año para ver q pasa... este verano lo pasaré allá, para "darle una peinada" como dice mi padre... después estaré viajando por allí.. y luego.. 5 meses y sería el plan de irme de planta..
Mientras tanto, seguiré riendo en misa.... Cafarnaúm, Magdala, Nazareth.. jijijiji... me ilusiona....
Más vale que Tierra Santa sea muchas cosas.. por que si no.. Santa cagada que habré cometido...

2 comentarios:

  1. Se me ocurren muchas cosas... pero ando a las carreras y no me veo con la calma para escribirlas. Por lo pronto, mis mejores deseos en lo que suceda a partir de esta maravillosa propuesta. ¡No te arrepentirás! Israel es una experiencia única sin duda, lo verás. Luego te escribo con más calma. :) Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. pues si yo fuera tu, no lo pensaría dos veces y me iba.

    Total, del suelo no pasas.

    ResponderEliminar