domingo, 26 de diciembre de 2010

El fin del principio..

Hace poco más de cuatro años, justo un 29 de agosto, me desperté inmersa en la Medicina, en una carrera que no me hacía tan feliz...
Tenía planes muy distintos, un consultorio en un futuro, una residencia como un futuro más lejano y un internado y un servicio social a la vuelta de la esquina.
Un grupo de buenos amigos y amigas que me habían acompañado ya por casi tres años y medio en ese camino..
Desperté con un hoyo en la panza, una carraspera en la voz y un conducto lagrimal atiborrado... lloré, hablé con mis padres y decidí salirme de lo que no me hacía feliz.
Varias decisiones después, decidí darme de baja de Medicina, y meterme de lleno a la Gastronomía, estudiando la carrera.
La verdad nunca había cocinado gran cosa, salvo algunos pasteles de masa preparada y algunos de ellos se me quemaron.. la primera vez q hice huevos revueltos para mi mamá estaban LLENOS de grasa... la pasta se me batió una vez y la 2da se pasó tanto que parecía engrudo.
Ese era mi acervo culinario... esa era yo.. me encantaba comer, era feliz viendo los programas de cocina y envidiaba a los chefs desde siempre porque lograban hacer las cosas más inverosímiles con ayuda de un cuchillo, un fogón y un refrigerador..
así es la cosa... NADIE en su sano juicio se aventuraría a querer dedicarse a cocinar de por vida, abandonando un gran promedio en medicina, y más de la mitad de la carrera.... no sres... era una cosa para meterme a un psiquiátrico..
Algo dentro de mí me dijo.. cambia..
Lo hice..
Con mucho miedo entré a la Universidad.. el primer día que me puse una filipina y un mandil, se me salió una lágrima. La primera vez q compré cuchillos, me parecía más complicado que elegir un marido... la verdad estaba aterrada.
Entré y mi primera clase de cocina fue un goce, piqué por 6 hrs kilos y kilos de zanahorias, papas y cebollas.
Aprendí de CERO. se me quemaron las salsas, las sopas, las carnes... Fui mejorando en cada clase, cocinaba en mi casa, practicaba mis cortes, me cuestionaba cómo había podido ser tan brillante para la medicina, pero tan idiota para esto... había ya quemado dos veces una salsa bechamel y no veía para cuando iba a resultarme.
Seguí, me metí más en el mundo.. me empapé en el medio.
Hace unas semanas terminé por fin la carrera.. a mis 26 años tengo más planes que nunca en la vida..viajes, franquicias, platillos, sabores, mezclas, olores...
Todo el día pienso en comida, en cada comida veo el platillo que sigue, la mezcla que quedaría mejor, quién está en el top, cuáles son las modas, qué no me gusta, los reality shows, los nuevos restaurantes.
Cada día descubro a más personas con la misma afición de la cocina.... eso me hace muy feliz.
Si yo pude cocinar y dedicarme ahora a ello y la verdad ser bastante buena hoy en día..
Cualquiera puede..
Sólo es cuestión de seguir el sueño....
Sólo está esta vida..
Este es el principio...
A mis 26, empiezo a vivir lo que más me gusta.. ahora mi futuro depende de lo que yo haga.. con unos cuchillos, un fogón y un refrigerador.. como esos chefs de la tele.

5 comentarios:

  1. Vaya para ti una felicitación, me da mucho gusto que por fin acabaras la carrera, nunca fui muy social contigo o hacia ti, pero hay algo que me hace tener una conexión extraña hacia ti; no se porque pero siempre encuentro o mas bien reencuentro tu blog en los momentos mas bizarros de mi vida, siempre es un aliciente para mi el leerte, por extraño que parezca, eres una de las pocas personas que dice las cosas como son, con un cierto valemadrismo que te hace taaan pero taaaan interesante de leer, con una soltura y una simpleza que creo que te volviste a equivocar de carrera y deberias de tener tu columna en algun periodico de circulación nacional. Eres una persona sumamente interesante, espero algún día tener la oportunidad de tener una platica totalmente random contigo, creo que sería un momento super interesante.

    Reitero mi felicitación hacia ti, y no me queda mas que desearte todo el exito del mundo y los mejores deseos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ey! muchas gracias por la felicitación! pues sí, terminé, luego de los maravillosos 8 semestres, que me parecieron una eternidad.
    Muchas gracias por las porras y tu comentario en general... sí, me queda claro q nunca nos llevamos en la carrera y de hecho me tocó recibir de tu parte una q otra jeta.. nunca fui muy querida por la gran mayoría de la gente en la carrera.. creo q nunca se tomaron la molestia de conocerme. pero.. me da gusto saber q te topas con mi blog de vez en cuando y te gusta!
    Muchas gracias, no sé si soy una persona muy interesante, sólo soy muy honesta y no tengo nada q tenga q esconder!
    Qué es de tu vida?
    Una de las cosas que más me gusta es escribir, soy muuuy amateur en ello, pero me gusta!
    Espero q ese momento que llamas bizarro, culmine en algo muy bueno!
    Un abrazo y feliz año!

    ResponderEliminar
  3. Oye pues antes que nada, una disculpa, la verdad uno nunca sabe lo que se pierde en la vida, la neta considero que eres bastante interesante por los pequeños pedazos de vida que dejas entrever en estas lineas, realmente te pido una disculpa por aquellas jetas, creo q era muy joven y bastante tonto. Y creo que tu honestidad es lo que te hace bastante refrescante y la neta es algo muy raro en la actualidad en donde la gente hace lo que sea por encajar, espero seguir leyendote y reitero mi deseo por algun dia encontrarme contigo y tener una platica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Saludos! He llegado a tu blog y me ha llamado la atención. Permítieme que me promocione (es lo que hay que hacer en este estoico mundo ahora)...

    Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
    si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
    si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

    échale un vistazo a mi blog,
    y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!

    ResponderEliminar
  5. Hay niños que no quieren comer de nada, y hay geeks (y frikis en general) que a pesar de no ser tan niños, les pasa lo mismo.

    ResponderEliminar