viernes, 10 de julio de 2009

Londres, la nación del sandwich y la ensalada

Deje Londres hace ya más de 24 horas.... pongo de fondo el disco de Viva la Vida de Coldplay que tanto me acompañó en mi ipod, como soundtrack... siempre me ha gustado el grupo de mi amor Chris Martin, pero ahora en Londres, lo viví de otra manera.
Es totalmente comprensible que Inglaterra sea la cuna de tantos buenos artistas musicales....
Si usted amable lector, tiene en su computadora, el disco de Viva la Vida, hágame un favor, y póngalo....
Porque empezará a leer...

Londres:
Estuve en Londres casi 20 días... los primeros, fueron una estrategia casi militar de reconocimiento zonal, de ubicarme en tiempo, espacio y dimensión...
Recibí con ilusión mi tarjeta Oyster para transportarme por los camiones y el metro... La tarjeta hacía todo más "barato", un viaje en el metro, cuestra para el mortal visitante, 4 libras si se sube sin tarjeta, si lo hace con tarjeta, será como máximo de 2.20, en hora pico... yo decidí, comprar el paquete del evento y con ello tener 7 días de transporte por la módica cantidad de 25.8 libras.. queeeeeeeeeeee baraaaaaaaaaaaaaato gritarían lalo y lagrimita.... pero por supuesto, sabemos q no es barato, pero era lo mejor que podía elegir....
Como ya había sobrevivido algunos días sin mi ropa, tuve que resistir un calor acapulqueño en Londres, que me hizo descubrir una ciudad sumamente distinta a la que ofrecía la lluvia y el viento helado...
Los días de sol, se acompañaban de sillas y mesas en las banquetas, llenas de gente tomando pimm's y cerveza y cualquier otra bebida refrescante/embriagante.... Los parques atiborrados de personas en bikini, shorts, con toallas, sillas, camastros, mantas, manteles, etc etc, con botellas, sandwiches, ensaladas, comida para llevar, quesos, fruta y demás cosa comestible q pueda usted pensar en un pic nic...
Aquí a nadie le importa si hay que arremangarse la camisa del traje después de un día de trabajo, o quitarse los pantalones del mismo y quedarse en el boxer reglamentario y disfrutar del calor asesino que amedrentaba a los ciudadanos y a los turistas...
Aquí es donde el gen azteca me hizo bien, y me ayudo a superar los calores y los aigres calientes que ofrecía la isla, que no me parecía taaaaaaaaan masacral... yo de jeans, y playera normalilla, nada que me hiciera sentir una sofocancia sofocante, como para quitarme casi hasta las orejas porq me daban calor...

Caminar por las calles londinenses era una delicia y toda una experiencia... a los pocos días, Mark & Spencer, Pret A Manger, Eat y otras tantas tiendas de comida para llevar, ya no me eran ajenas, las veía en todos lados, llenas a todas horas, el conjunto de bolsas verdes, blancas con rojo y blancas con café, me llenaban la vista de colores... Sandwiches ensaladas, jugos, postres, yogures, smoothies, llenaban sus estantes..
La gente está acostumbrada a comprar sandwiches y comerlos, de pie, caminando, sentados, en el metro, en el camión... en el taller y en la oficina.....casi casi como vitacilina...
La oferta es enorme... desde el sandwich con arúgula, brie, jitomate deshidratado en brioche, hasta una ciabatta con queso feta, jitomate, menta, pepino, aceituna kalamata y oliva extra virgen; pasando por el típico de jamón y queso con mayonesa; hay oferta para cada paladar....
Yo he de confesar, no soy fan de los sandwiches... especialmente de los de pan de caja (no sólo bimbo pues, puede ser de caja (habla del molde que es en forma de caja)) con romero o salvia o lo que usted más guste y se le antoje... porque NO ME GUSTAN LAS ORILLAS DEL PAN... siempre se las quito y pierdo como el 90% del volumen de mi suandiche....
La venta solía incluir para aquel que andaba corto de efectivo, un sandwich, papas y bebida (jugo o alguna otra cosa), por la módica cantidad de entre 4 y 6 libras, por supuesto VOLABAAAAN.. la gente se arrebataba las viandas de las manos..
Pasaba lo mismo con la ensalada, estaba la típica ensalada griega, la césar con pollo, alguna mezcla con atún, alguna con tocino, otra con alguna otra cosa rara, unas con cous cous, otra con algún aderezo oriental.. pero siempre habían varias opciones...

Peroooooooooooooooooo también estaba la otra cara de la moneda, la restaurantiza....
La cantidad de restaurantes es absurdamente ENORME.... la variedad es casi infinita, o si por lo menos no infinita, un número finito muyyyyyyyyyy grande....
China, polaca, brasileña, mexicana (que es básicamente tex-mex), portuguesa, vegetariana, orgánica, irlandesa, alemana, austriaca, argentina, de la India, vietnamita, de malasia, tailandesa, japonesa, coreana, etíope... o sea pues... usted ponga su dedo en un globo terráqueo y SEGURO, encontrará un restaurante en Londres de ese país...

Empieza la narración de la nación con mala fama alimenticia, la tierra del Fish and chips..... del té, de las pintas de cerveza, de la lluvia..
La única lluvia que estaba presenciando en ese momento, en mis primeros días en Londres, era de imágenes maravillosos.. el ambiente es increíble, hay gente muy loca, muy amable, amargada, alcóholica, loca, agresiva, sonriente, cálida, simpática, ligadora, hay guapíiiisimos, hay terroríficos, hay gordos, altos, flacos, calvos, albinos, pelirrojos, suicidas, raperos, jazzeros, apestosos, peleoneros, alternativos, emos, punks, artistas, drogadictos, bailarines, patinetos, gritones, mudos, caballeros, patanes, madres solteras, familias, inmigrantes, turistas, residentes, londinenses..
...y toooooooodos, caminamos por las mismas calles, algunos viviendo, algunos sobreviviendo y otros tantos, como yo.. disfrutando..conociendo, comiendo, bailando, cantando a grito pelado en las calles, escuchando a Coldplay, a los Beatles, poniéndome en el mood inglés, viendo las tiendas, hojeando los periódicos, respirando el aire londinense, un poco cargado de miedo por la incertidumbre terrorista que se respira todos los días (todo mundo carga un poco de paranoia en sus bolsillos, después del 07/07).
Pero Londres necesita su propio diccionario, su propia categoría en adjetivos calificativos, pero podía ponerle uno ahorita.... Londinense... así es Londres.... llena de todos, de todo y para todos.... compleja, atiborrada y a la vez.. vacía...

1 comentario:

  1. casi podía oler todo lo que has descrito de comida en este post variopinto.

    bonito y sabroso estilo de redacción que tienes y que me tiene enganchado a tu narrativa.

    ResponderEliminar