viernes, 30 de enero de 2009

Puerto Madryn, lugar de galeses y lobos marinos....




Temo decir q no he puesto el itinerario de mi barco fidedignamente, me salté Puerto Madryn, pero bueno.. a quién le importa.. lo interesante es que ya está y punto..


Bajamos a Puerto Madryn un poco tarde (11 am).. en el barco como cada noche nos habían dado un mapa del lugar... no venían grandes opciones... así q supusimos q no habría nada q hacer...


Bajamos y tuvimos q tomar un camión q hizo casi 20 min del barco al centro; allí nos ofrecieron un tour por la ciudad y para ver los lobos marinos.. y mi madre q es junkie de los animales del estilo, decidió que fuéramos... he de confesar q mi corazón no es amante de esas visitas; algún día, de niña, soñaba con ser veterinaria y amaba cada uno de los animales sobre la tierra (salvo las serpientes q me dan terror absoluto), pero pasó el tiempo y dejé eso... murió mi primer perro un siberian de menos de 2 meses de edad y mi corazón se quebró un poco.. luego vino mi segundo perro, un cocker enloquecido totalmente, al cual nunca pude agarrarle el modo para jugar, pero lo amaba totalmente y murió envenenado.. había una rata q lo mordía.. le pusieron veneno a la rata y un día al jardinero se le olvidó cerrar la puerta donde estaba el veneno y mi pobre chaparrín se lo comió.. y la historia es q murió.... terrible.....


Pero mi dolor más grande en cuanto al reino animal, es con Dimi.. mi perrito de cirugía... en la Salle, para la materia de cirugía, necesitábamos tener un perro para operar cada lunes.... en un sorteo, nos tocó dimi.. el mejor perro que vivió sobre esta tierra, era hermosa, amable, linda, educada, brillante..... y todos los domingos q iba a bañarla antes de cirugía y a darle de comer... platicábamos, la peinaba, jugaba con ella y me iba... me divertí muchísimo con ella.. sufría tener q llevarla a un quirófano cada lunes, pero "es parte de la medicina" el desapego.. me decían.. si no puedes desapegarte a un perro.. imagínate a un humano... peroooo... era más fácil el desapego con uno de mi especieeeee!! lo sé.. lo he vivido con los años!!. El punto es q Dimi tuvo q morir... no por muerte natural, si no tuvimos q sedarla... y ha sido una de las cosas q más me ha dolido.... no lloré, pero se rompió mi corazón y ahora ir a ver animales no me gusta tanto como antes...


Dejando ese triste paréntesis de lado... teníamos que esperar una hora antes de subir al camión...y para ello nos comimos un helado.. yo pedí de durazno.... so very deliciosou....algo dulce... pero exquisito... q además con el calor q hacía, nos funcionó perfecto.. caminamos por allí y vimos el "museo" y la verdad es q no podía medir más de 3x 4 mts... era miniatura y no pasamos porq estaba cerrado... por fuera habían muchos troncos tallados en diferentes formas.... bastante interesante de observar.... caminamos por la playa y vimos varias tiendas... mi mamá compró un abrigo hecho con lana (hermoso) y pintado con cochinilla.... artesanía local, de una artista argentina... y mi papá compró libritos de poesía de estudiantes de letras argentinos...


Finalmente,nos subimos a un camioncito, con un guía maravilloso, un argentino q estudió filosofía y letras y ahora se dedicaba a ser guía!!! algo q admiro de otros países q no sean el mío, es que ser guía de turistas es un trabajo hermoso y honroso... aquí es como... 1.. no hay la certificación de guía de turistas y 2. quién va a querer serlo realmente.


El guía nos explicó que Puerto Madryn, Argentina.. era una tierra que había sido habitada por los indios Tehuelches, a los cuales el gobierno no consideraba humanos (mm raro??) y por ende consideraba la zona de la hoy llamada Patagonia (región del Chubut), y terminó negociando con el gobierno galés el cederles la tierra si ellos venían a habitarla y trabajarla..


Así pues, en 1865, vinieron en un barco 153 galeses, listos para la aventura y conseguir un sitio que no les exigiera dejar su idioma (el galés obviamente) y sus costumbres... lo nombraron Puerto Madryn por el barón de Madryn, q les ayudó con la negociación...


Hoy en día, puerto Madryn es un lugar q ha crecido enormemente.. de 153 habitantes hay hoy casi 70 mil... muchos edificios grandes, lindas tiendas, artesanía local en telar preciosa (pero cara) heladerías excelesas y restaurantes muy buenos..


El guía nos contó muchas cosas... la gran mayoría análisis filosóficos de la vida actual, q la verdad guardé en mi disco duro y le agradezco el gesto.... hoy sigo pensándolos.. pero entre las cosas q no incluían instrospección, venía el saber q "SI TIENE OREJAS, NO ES FOCA"....así q ya lo saben.. y q las "focas" del circo q aplauden.. no son focas, si no Lobos marinos....


Vimos a los lobitos desde muy arriba y su vida es un poco más violenta q la de los pingüinos... luchas por las hembras y se pelean jalándose los pelos!!! jajaja los amo..... y luego se echan a dormir, van y nadan y comen.. pero en los 30 min q estuvimos, presenciamos como 20 peleas, q duraban nada.. porq siempre había uno q corría o se metía al mar, seguramente, para calmar los ánimos.


Nos llevaron a ver la estatua al indio, q según el guía no era la mejor, ya q no copiaba fidedignamente, pues el tehuelche (o patagón, bautizado por los españoles) era enorme.. 2.15 mts y usaba unas pieles colgadas como capa.. este no es tan alto y usaba un taparrabos y un arco.. cosa q los patagones, así de altos y con su capa no empleaban...


Dejamos atrás a los peleoneros lobitos y nos fuimos a ver el centro... casas muy lindas y como nos decía el guía, sin rejas y con los coches con las llaves puestas.. ahhhhhh bendita tranquilidad q ansío!!!! pero venían otros argentinos en el coche, unos de bs. as y decían y nosotros viviendo entre rejas.. así q mi corazón suspiró y pensé.. bueno.. mal de muchos... triste.. pero así es..


Nos dejaron en el centro y nos fuimos a comer, a un lugar llamado Plácido...está a la orilla de la playa y perfectamente montado.. tienen una linda vista y un lugar muy iluminado, con mobiliario lindo... pedimos varias cosas y queríamos un postre... peroooo la verdad es q el servicio era lento ( y teníamos q regresar al barco) así pues.. yo pedí el muy "ligero" plato de gnocchis en dos salsas (de quesos y de tomate con aceituna) y venía acompañado de un trozo de lomo en salsa de vino y estragón... FANTÁSTICO... realmente bueno.... los gnocchis, perfectos y la salsa de quesos se convirtió en una de mis favoritas.. de esas q quieres usar un pedazo de pan y limpiar el plato... la de tomate muy buena.. pero no soy muy fan de las salsas de tomate..


Así q.... salimos, caminamos rápidamente y tomamos el camión.... volvimos al barco y dejamos atrás Puerto Madryn.. la tierra donde todavía de Gales, van a aprender el idioma original y tomar Welsh tea!!! pero nosotros no fuimos a Gaiman (donde se habla el galés) ni tomamos té.... comimos delicioso y olvidamos a los galeses... vimos lobos marinos y troncos tallados y abrigos de lana y cochinilla... pero valió la pena y me quedé pensando....


Amen el silencio dijo el guía.. aprendan a escucharse en el silencio..... la Patagonia es adictiva nos dijo.. y tenía razón....

1 comentario:

  1. No sabes que envidia (de la buena) me da tu viaje. Yo he estado solamente en Buenos Aires, y me quedé con las ganas de conocer todos estos otros lugares. Al menos ahora sé un poco más de ellos :O)

    Por cierto, deberías tener una c-box, para que sea más rápido comentar. ¡Besos!

    ResponderEliminar