miércoles, 28 de enero de 2009

Ushuaia, el Fin del Mundo.. (geográficamente claro)







Para este momento, la mitad de mi viaje en barco, ya había transcurrido... no ya nada más maravilloso q viajar para mí... Ushuaia prometía mucho, pero nos habían avisado del mal clima q había aquejado el lugar por los últimos 20 días.... pero al bajar del barco.. sobraba mi kit antártico... no hacían falta ni las orejeras ni la bufanda... el viento no era fuerte, había un sol q hacía el día sumamente claro y la verdad es q el aire olía delicioso, a una madera q no sabía cual era, pero q esa sensación de respirar oxígeno puro te llena la nariz y la cabeza.



Bajamos como muchos otros pasajeros, ligeramente tarde.. y la verdad es q ya no había opciones para andar en tour... localicé a un taxista q tenía cara amable y me recordaba al actor del hijo de la novia.... así q nos subimos a su van.. Roberto su nombre...



Nos prometió llevarnos a los lagos, a ver los volcanes y montañas, nos enseñó Tierra del Fuego a lo lejos y nos explicó de la cárcel de seguridad de Ushuaia... después de turistear por los parajes fotográficos más hermosos... nos llevó a comer a las Cotorras (ya habíamos pasado a reservar antes)... es un lugar q obviamente es turístico pero todos los locales lo visitan, porq la verdad es q se come fantásticamente...



El menú por 50 pesos argentinos (14 dls) incluía ensalada (una barra con muchas cosas ) (nada mi estilo, zanahorias, betabel, habas, arroz, etc), cordero asado al palo (all you can eat corderou, con poteitos...) y de postre helado de calafate (otra baya, absolutamente fantástica)... las bebidas no estaban incluidas, pero después de taaaaaaaaaanto vino en mis días anteriores... masacré y tomé una coca light!!! jajaja pero q maravilla..



El cordero patagónico es el mejor cordero q he probado en la vida.... tiene un sabor sumamente suave y absolutamente exquisito... estaba al punto.. con un sabor a ahumado q no puede ser superado por nada... nos trajeron después las costillas... al ser un cordero lechal (bebecito) eran sumamente suaves y pequeñas..... realmente memorables....



terminar con el helado de calafate.. perfumado.. con un color ligeramente morado.. perfecto...



un chimichurri, excelso..



Ushuaia no le pedía nada a nadie....



Subimos por unas sillas a una pista de skii a las faldas de un monte q no recuerdo el nombre... y bajamos y nos dejaron en una chocolatería.. Laguna Negra... Delicioso todo.. vendían las tabletas rústicas de chocolate con lo q quisieras.. amargo con calafate, con coco, con dulce de leche, con almendras, con avellanas, etc (igual chocolate blanco y de leche)... unos alfajores (mis favoritos resultaron los argentinos).. pero no había falla alguna... la ciudad, muy linda.. habrá q verla con nieve... pero... nos íbamos de ushuaia, con el día conmejor clima en años según roberto..



Adiós fin del mundo.. adiós!!!!

2 comentarios:

  1. ¿Y no visitáste a Te mataré Ramírez?,checa acá http://saboreartentusiasma.blogspot.com/2007/06/te-matar-ramrez.html

    Ahhhh, pero ya iré y veré si es cierto lo que cuentan.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar