viernes, 15 de mayo de 2009

Azúuuuuuucar... de coco...

Nos llevaron al primer destino turístico... un lugar donde se hacía azúcar de coco...... la gente tailandesa,conoce su negocio, sabe que a los turistas nos gusta que nos expliquen con manzanas y ver el CHOW....
Paso 1 para el turista... todo el recorrido empieza, con.... por supuesto.. una palmera.... donde vemos los cocos.... está la opción de subir a una, por una pseudo escalera hecha en una de ellas y por supuesto.. me subí.. no podría no hacerlo...
Paso 2 para el turista.. ver el rallador de coco.. hay una mujer tremendamente experimentada rallando el coco, sentada en una especie de banco, con un rallador sumamente primitivo pero efectivo y por supuesto, el turista puede tomarse la foto del evento.. rallando el coco....
Paso 3 para el turista la mesa donde está la flor del coco, con la que se hacen algunos platillos (se usa en trozos y se cocina como una vil zanahoria)... es una flor preciosa y extraña.. En la mesa está un bowl con trozos de azúcar de coco, que es un piloncillo amarillento, pero.. hecho de coco.. por supuesto...
Florecita de coco
Paso 4 para el turista.. ver las "ollas" donde se cocinaba la pulpa del coco, para obtener la separación del "suero" y la grasa, el contenido de azúcar del coco es muy alto.. y de grasa también.. así que la grasa se guarda para cocinar, y pues el azúcar.. para endulzar!! qué bárbaros estos tailandeses, se las saben de todas todas.... nada se desperdicia, hasta las cáscaras del coco, las usaban para hacer fibras.... así o más hábiles para evitar mermas...
Ollitas
Paso 5, la pareja de ambos dos, que se ponían a batir vigorosamente el caramelo de coco que ya se había formado... era como una especie de globo o batidor gigante.. que daba vueltas harto rápido y todos los turistas teníamos miedo de él, no fuera a darnos en una de esas vueltas alocadas, un refilón del caramelo y quemarnos nuestras piernas blancas de turistas que no habían visto el sol en varios años... (o por los menos hablo por mí..)
Batidor gigante

Paso 6 para el turista.... tanto batidero y vuelterío, era para, bajar la temperatura del caramelo coqueño y lograr que fuera espesando... con varias docenas de recipientes de cerámica, cubiertos con una manta de cielo.. se depositaba una cucharada del caramelo, para que al enfriarse tomara la forma del recipiente y después fuera fácil separarlo.... era un proceso totalmente artesanal.... y muuuuuy tardado.. estuvimos allí parados como 40 minutos y valga q ya la cocción del caramelo se ve que llevaba desde denantes.. jaja..



El cucharazo artesanal




Azúcar para probar y requete probar



Paso 7 para el turista... la compra del azúcar... después de haberla probado como 349 veces de un tazón donde estaban las manos de tooooodos los turistas (y allí no había jaboncito antibacterial y ni nada por el estilo)... decidí comprar una bolsa...

Cuando pregunto el precio.. me contestan, con una calculadora (después de tiempo descubriríamos que ESE era el método regateador tailandés) (ellos te escriben el precio en una calculadora y tú les contestas el precio que quieres pagar y así te puedes pasar varias horas de jueguillo calculadoresco...) veo un 50 escrito en la calculadora.. me di la vuelta sumamente sentida porq, me querían robar.. me habían visto la cara de turista ...
Decidí..... hacer la conversión con mi celular y oh sorpresa... eran 15 pesos por casi medio kg de azúcar de coco.. yo me había visto lo más infame y turista abusiva... por supuesto q pagué los 50 bahts y además compré dos morteros hechos por supuesto... de coco...... uno para mí y uno para ale.... mi mejor amiga gastrónoma... y... por todo... pagué la módica cantidad de............... 90 pesos... con esas compras.. empezó la debacle.... él rally comprístico había iniciado.. y nada ni nadie iba a detenerme... salvo.. el rendimiento de mi dinero....



Primer día en Tailandia y todo me sabía a coco.. esto empezaba a enamorar a mis sentidos.. y yo.. no oponía resistencia alguna... me dejé querer, poquito a poco.. confiando, cerrando los ojos y respirando muy fuerte, sentí las mariposas.. estaba en Tailandia y sí... me estaba enamorando.

1 comentario:

  1. me hiciste recordar que en el walmart venden una bebida enlatada que dice ser agua de coco con trozos de pulpa en su interior y justamente viene Tailandia.

    interesantisimo el proceso azucarero artesanal que has descrito.

    ResponderEliminar